Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes

Las Zonas de especial protección para las aves (ZEPA), son catalogadas por los estados miembros de la Unión Europea como zonas naturales de singular relevancia para la conservación de la avifauna amenazada de extinción, de acuerdo con lo establecido en la directiva comunitaria 79/409/CEE y modificaciones subsiguientes («Directiva de Aves» UE).

En las zonas de protección se prohíbe o limita la caza de aves, en sus fechas y sus técnicas; se regula la posible comercialización; y los estados están obligados a actuar para conservar las condiciones medioambientales requeridas para el descanso, reproducción y alimentación de las aves. La convención parte del reconocimiento de que las aves del territorio europeo son patrimonio común y han de ser protegidas a través de una gestión homogénea que conserve sus hábitats.
Hacer click en el mapa para agrandar la imagen

La superficie de la Zona de Especial Conservación incluye algo más de 70.000 has pertenecientes a los términos municipales de Cáceres, Sierra de Fuentes, Torreorgaz, Torrequemada, Torremocha y Aldea del Cano. Se clasifica como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en 1989. En 1998 se incluye dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos con la figura de Zona de Especial Conservación.
Al norte, los ríos Tajo y Almonte se interponen ante las estribaciones de las sierras que nacen en Gredos y Villuercas, dando paso a terrenos menos abruptos. Sierra de Fuentes es la principal formación montañosa dentro de la llanura, destacando como una gran isla inmersa en los pastizales.



En el centro de los Llanos se encuentra el Embalse de Guadiloba, con su peculiar forma de dragón. El espacio protegido incluye las mejores zonas para las aves, quedando en gran parte limitado por los riberos del Río Tamuja y del Río Almonte.
La Zona de Especial Conservación de los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes se encuadra dentro de una de las dos grandes áreas esteparias de Extremadura, donde se ubica uno de los ecosistemas más relevantes y singulares de la avifauna española. Entre la fauna que habita estas llanuras, casi desprovistas de vegetación arbórea, adquieren una gran importancia las especies ornitológicas, presentando poblaciones altas de las mismas, en marcado contraste con otras áreas similares de España y Europa.

Las especies más relevantes son: Avutarda, Sisón, Perdíz, Cigueña negra, Aguilucho cenizo, Cernícalo primilla, etc. Especial importancia adquieren por su número los anidamientos que se establecen en las escasas áreas de arbolado donde crían en grandes colonias centenares de parejas de Garcillas bueyeras y Cigüeñas blancas.



Entre los mamíferos abundan la Liebre, Musaraña, Zorro, Nutria, Lirón careto, Gineta, Erizo.

Los reptiles y anfibios están representados por la Lagartija colirroja, Lagarto ocelado, Culebra de herradura y el Sapo de espuelas.

La vegetación que predomina en los Llanos es la vegetación herbácea, el pastizal, los cultivos cerealistas de secano, los rodales de Cantaueso y Retama, el Acebuche, Chopo y Sauce en los riberos. Junto a esta vegetación destaca el alcornocal de Sierra de Fuentes y los reducidos espacios adehesados de Encinas y Alcornoques.

Merece la pena visitar es magnífico paraje especialmente en primavera y verano, cuando muchas de las aves comienzan su periódo de celo y se observa cómo despliegan sus plumajes para atraer a la pareja, y escuchar el sonido de la naturaleza.


Rutas recomendadas                                                                                                  

  • Ruta de los Riberos. Duración: 2 horas caminando.
    Itinerario: Partiendo de la ermita de Santiago en el Casar de Cáceres, se sigue el camino vecinal que está asfaltado hasta la mitad de su recorrido y nos lleva a la ermita de San Benito. Desde allí, tomando el camino de la izquierda se baja al río Almonte, y tomando el camino de la derecha al río Guadiloba. Durante el recorrido avistamos Gangas, Ortegas, Milanos, Garcillas bueyeras, Cigüeñas, Aguiluchos cenizos, Garzas reales, etc... 
  • Mirador del Risco. Duración: 1 hora caminando.
    Itinerario: Partiendo de la población de Sierra de Fuentes se sube hasta la ermita del Santísimo Cristo y desde allí al Pico del Risco. Existe un mirador techado donde se pueden observar Buitre Leonado, Milano Real, Águila Calzada. Además es un otero ideal para tener una amplia panorámica de Los Llanos. 
  • Ruta de la Vía de la Plata. Duración: 4 horas caminando.
    Itinerario: La ruta parte de la charca del Marco, ubicada en el extrarradio de Cáceres en las inmediaciones de la carretera de Miajadas. Seguiremos por la calzada romana de la Vía de la Plata, que atravesando por varios puntos la carretera N-630 se acerca a la población de Valdesalor. Una vez dejada atrás dicha población y atravesando al río Salor, se llega a la dehesa y Castillo de las Arguijuelas, desde donde se pueden observar Cigüeñas, Milanos, Avefrías y el paso de Grullas. 
  • Ruta del Embalse del Salor. Duración: 3 horas caminando.
    Itinerario: La ruta discurre por la carretera local de Torreorgaz a Valdesalor. La ruta sigue entre encinares y eucaliptales por la margen derecha del embalse del Salor, donde se pueden observar numerosas especies acuáticas y en cuyo pie de presa se ubica un pequeño enclave de vegetación de Ribera (Sauces, Chopos, Tamujos, etc). 
  • Ruta del Embalse de Guadiloba. Duración: 2 horas caminando.
    Itinerario: La ruta parte del camino que hay antes del muro de la presa. Este camino permite rodear el perímetro del embalse. Es un camino muy cómodo debido a la ausencia de grandes pendientes, pero escasean las zonas sombreadas. Discurre entre matorrales, escasos restos de encinar y un pequeño bosque de galería ubicado al pie de la presa. Durante el recorrido se podrá observar una gran variedad de especies faunísticas, entre las que destacan: Aves acuáticas, Garcillas bueyeras, Aguiluchos cenizos, Milanos, Cernícalos, etc... 
  • Ruta de la Colá. Duración: 4 horas y media caminando.
    Itinerario: La ruta parte del cementerio de Torreorgaz desde donde se coge el camino de la Colá ganadera que atraviesa pastizales poblados con numerosas aves esteparias (Avutarda, Sisón, Ganga, Ortega, Aguilucho cenizo, etc...). Llegamos a la Casa de Torrejón de Arriba, donde se toma con la vía pecuaria hasta llegar al cruce de la N-521 con el río Tamuja, límite de la Zona de Especial Conservación.
El acceso ideal a este espacio protegido es la ciudad de Cáceres, ya que cuenta con buenas comunicaciones tanto desde Mérida como desde Plasencia a través de la autovía A-66 y desde Badajoz por la EX-100. Si se viaja por la autovía A-5, tomar la entrada hacia Trujillo, y posteriormente continuar hacia Cáceres por la N-521 (A-58).
Otra posibilidad es entrar por el sur, tomando en la A-66 la salida 590 hacia Alcuéscar y Montánchez y prosiguiendo después hasta Valdefuentes, hasta completar la carretera popularmente llamada "de las Torres", que une Torremocha, Torreorgaz y Torrequemada. A la localidad de Sierra de Fuentes se accede desde Cáceres por cualquiera de las dos vías que rodean la sierra, la EX-206 o la autovía A-58.


Recomendaciones                                                                                                        

  • No deben realizarse rutas fuera de los lugares señalizados para ello, evitando así molestar a la fauna. 
  • La mayor parte de las fincas se dedican a la ganadería y debe prestarse especial atención a dejar siempre las cancelas cerradas para evitar que el ganado pueda escaparse. 
  • Se recomienda la visita en primavera, especialmente cuando comienza el celo de las avutardas y forman las conocidas “ruedas” en torno a las hembras, mostrando su plumaje nupcial. 
  • Se recomienda la bicicleta para la mayoría de las rutas.
Dirección General de Medio Natural. Centro de Recuperación de Fauna y Educación Ambiental "Los Hornos": Apartado de Correos nº 7. C.P. 10181 Sierra de Fuentes (Cáceres) Tel: 927 20 01 70 - Fax: 927 20 02 13